sábado, 18 mayo, 2024
InicioPolíticaMotosierra activada: a cuánto ascienden los despidos en el Estado, según los...

Motosierra activada: a cuánto ascienden los despidos en el Estado, según los registros del Gobierno

Adelanto de los primeros relevamientos oficiales. En las próximas semanas se profundizará el ajuste aunque no se sabe cuántas cesantías habrá

28/03/2024 – 13:00hs

Motosierra activada: a cuánto ascienden los despidos en el Estado, según los registros del Gobierno

Javier Milei le puso números a la cantidad de bajas en el empleo público para los próximos meses: habló de 70.000 cancelaciones de contratos en el Estado durante su exposición en el Foro Económico de las Américas.

Desde el gabinete nacional dejaron trascender, no obstante, que las rescisiones llegarían a unos 15.000 contratos en una primera etapa, y que los 55.000 restantes se evaluarán durante el próximo semestre. Recién se tomará una decisión definitiva hacia fines de septiembre.

Todavía no hay información oficial sobre la cantidad de agentes que serán sacados en cada organismo estatal.

Achicamiento del Estado

La planta estable de la administración pública se redujo en prácticamente 10.000 personas en los últimos meses.

El achicamiento fue exactamente de 9.646 personas, de acuerdo a la información oficial de la Secretaría de Trabajo.

En noviembre ùltimo había 233.095 empleados en la administración pública, y en febrero había 223.449. Hubo ajustes en la administración central, en la administración descentralizada y también en las empresas del Estado (ver cuadro adjunto).

A cuánto ascienden los despidos en el Estado, según los registros del Gobierno

A cuánto ascienden los despidos en el Estado, según los registros del Gobierno

Todavía no hay información oficial con los detalles de estos despidos. En dónde se produjeron, por ejemplo.

El ajuste en el gasto

Milei ya ha dicho en reiteradas oportunidades que el déficit cero de las cuentas públicas es «innegociable». Que forma parte de la base de su programa económico. 

El ajuste en la plata estatal debe concebirse en ese contexto.

Los contratados en el Estado, en buena parte, no se tratan de empleados que han ingresado en los últimos tiempos. Hay miles de trabajadores que fueron designados en distintos puestos bajo contratos, que se fueron renovando automáticamente. Lo que todavía se desconoce es qué cantidad de empleados habían sido designados por relaciones políticas con el gobierno anterior, y cuántos vienen desde hace más tiempo.

En una nota reciente en iProfesional, Fernando Gutiérrez explicó esta situación: «Se verá afectado un grupo heterogéneo, en el que están incluidos monotributistas que facturan en un régimen de contrato a término, y también empleados en el régimen de «planta transitoria» que en algunos casos cumplen funciones desde hace 20 años». 

La cuestión, detrás de esta polémica, es si el Gobierno está yendo a la pesca de ñoquis (lo que es evidente que sería una muy buena iniciativa) o bien va en busca de un simple ajuste fiscal. En ese caso, habría que ver si las decisiones son justas, ya no sólo para los afectados, sino también para el resto de la sociedad, que podría ver el ajuste trasladado a la menor cantidad de obras públicas y de infraestructura clave y determinante para el desarrollo.

Más Noticias