viernes, 19 julio, 2024
InicioDeportesBoca pagó demasiado caro el error de Chiquito Romero y se quedó...

Boca pagó demasiado caro el error de Chiquito Romero y se quedó con las manos vacías ante Estudiantes, que ya se siente en playoffs

Un grosero error, un blooper. Eso era lo que tenía que pasar para que Estudiantes y Boca salgan del 0-0 que parecía inevitable y que les servía a ambos. Y apareció la falla: Sergio Romero, el arquero que tiene en duda la renovación de su contrato, no pudo contener un cabezazo sencillo de Javier Correa y desató la locura de los miles de hinchas que colmaron UNO a pesar de la lluvia. Con la victoria, el Pincha se metió entre los cuatro mejores y le alcanzará con empatar ante Lanús para clasificar a cuartos de final. Boca, por su parte, ingresará a los playoff si le gana a Godoy Cruz en la Bombonera, pero dependerá de varios resultados si empata.

No pasó absolutamente nada en el primer tiempo. Tanto Estudiantes como Boca tuvieron más ganas de no perder que de ganar y el tiempo se consumió sin emociones. El punto repartido los dejaba con vida a ambos y dependiendo de sí en la fecha final del martes: los dirigidos por Diego Martínez ante Godoy Cruz en la Bombonera, los comandados por Eduardo Domínguez frente a Lanús de visitante.

El pacto de no agresión no se rompió en esa deslucida etapa inicial y los defensores de Boca se pasaron el balón entre ellos sin ningún tipo de intención ofensiva. Miraron los futbolistas de Estudiantes, que ni siquiera se activaron con los silbidos y el empuje de sus hinchas desde las tribunas.

Boca no pudo pronunciar su evidente mejoría. O tal vez habría que decir no quiso. Porque el visitante no buscó agredir el arco defendido por Matías Mansilla. El técnico apostó por su mediocampo de gala, con los Fernández en el centro y Zenón y Medina arrancando unos metros más adelantados. Pero los volantes de Estudiantes estuvieron celosos para negar el pase filtrado y por eso ni Cavani ni Langoni fueron asistidos.

Todo fue monótono y aburrido. Lo más picante sucedió en el final, cuando Fernando Zuqui se cruzó con Marco Rojo y los simpatizantes del Pincha insultaron al zaguero surgido en la cantera de la institución de La Plata. La acotada primera parte terminó con la risueña imagen del árbitro Fernando Echenique ofreciéndole las tarjetas a Cristian Lema para que dirija él.

El complemento arrancó algo más movido, con Estudiantes con algo más de ambición. Inquietó Boca con dos disparos de Kevin Zenón y respondió Guido Carrillo con un remate de derecha que se fue cerca del palo derecho de Romero.

La gente siguió empujando al equipo. Domínguez hizo dos cambios determinantes: Correa por Sosa y Pablo Piatti por Zuqui. Ellos serían los protagonistas del local en el gol: el atacante cabeceó en el vértice del área chica un córner del volante zurdo. De todos modos, nada hubiese pasado sin la actuación estelar de Sergio Romero: la pelota se le escapó de las manos y se metió en el arco.

Es inoportuno el error de Chiquito porque dejó a Boca afuera de los clasificados. Además, la falla se da en una semana en la que circuló el rumor de una posible salida a Inter Miami. También se habló de diferencias con la dirigencia respecto a la renovación del vínculo que se le vence en diciembre. “Tengo la suerte de que mis hijas se adaptaron muy bien a la Argentina, no les costo para nada volver al país. Si la familia decide, nos quedaremos en Boca”, avisó en la previa.

No le quedó tiempo a Boca para igualar porque se consumieron rápido los 32 minutos que duró la segunda etapa (lo mismo que la primera). Aguantó Estudiantes y festejó; a Boca le vienen días de preocupación y de trabajo.

Todo puede pasar en la última fecha en la Zona B: hay 6 equipos con chances para quedarse con 3 boletos. Ajeno a todos mira Godoy Cruz, el único clasificado…

Más Noticias