jueves, 25 julio, 2024
InicioPolíticaLa dama regresa: Lilita Carrió se une a los gremios y busca...

La dama regresa: Lilita Carrió se une a los gremios y busca frenar los cambios en Ganancias

Elisa Carrió volvió al juego que más le gusta: armar y deshacer apoyos. Aparecer en los medios de comunicación televisivos que, hasta la aparición de Javier Milei, la tenían como la protagonista excluyente capaz de alcanzar importantes picos de rating.

Carrió parecía retirada, pero es imposible que lo haga porque si lo hiciera sufriría la misma abstinencia de la que podrían dar fe, Patricia Bullrich o Cristina Fernández de Kirchner. Como enseña el lunfardo, el berretín de las tres damas, sus deseos vehementes, es la política y la lucha por el poder.

Carrió se une a los gremios para evitar la vuelta de Ganancias

En ese contexto, Carrió viene de convertirse en la dirigente opositora más fuerte del presidente Milei al advertir por la «desaparición de la clase media» nacional y retirar al bloque de diputados que dirige de la formación Hacemos Coalición Federal que lidera Miguel Ángel Pichetto, luego de que el legislador rionegrino alcanzara acuerdos con la CGT para avanzar con una «mini reforma laboral», como calificaron los propios voceros gubernamentales.

La dama regresa, mueve sus alfiles y jaquea el paquete fiscal que necesita el Gobierno ver aprobado para mostrar algún resultado positivo en el exterior, que refleje que el cambio en la Argentina no es sólo una idea de Milei, sus seguidores y las «fuerzas del cielo», sino que existe un mínimo consenso en la clase dirigente respecto de la necesidad de ciertas reformas para que el país salga del atraso en el que se encuentra en comparación con los países desarrollados.

Carrió sabe que, sin los votos de los diputados de la Coalición Cívica, el Gobierno no tiene garantizado la aprobación en particular de ciertos ítems del paquete fiscal.

Ganancias es el tema clave y central y la dirigente fundadora de Cambiemos trabaja en simultáneo con la presión de dirigentes sindicales que resisten la vuelta de ganancias para la cuarta categoría.

«>

La dama regresa: Lilita Carrió se une a los gremios y busca frenar los cambios en Ganancias

La Coalición Cívica se hace fuerte a pesar de su débil y escasa representación parlamentaria, seis legisladores, porque los diputados de la Unión Cívica Radical (UCR) no encuentran un liderazgo claro y los legisladores de la Patagonia están decididos a frenar lo que entienden es «un impuesto al trabajo».

La UCR es incapaz de garantizar los 24 votos positivos que necesita La Libertad Avanza y sus aliados. Rodrigo de Loredo no puede con las críticas de Martín Tetaz, por ejemplo. Y, los patagónicos como Agustín Domingo, Rodrigo Llancafilo y Jorge Ávila ya avisaron que votarán en contra de este punto que tanto reclaman los gobernadores e intendentes porque se trata de un impuesto coparticipable. Usualmente, se denomina coparticipación a toda la masa de recursos que manda la Nación a las provincias de manera automática, como en el caso de parte del impuesto al valor agregado (IVA).

Impuesto a las Ganancias: ¿se puede aprobar su reversión?

Durante la sesión sólo se contabilizan entre 12 y 14 diputados radicales que acompañarán la iniciativa de revertir Ganancias. El resto de los 34 legisladores están en conversaciones y «negociaciones» constantes con los armadores políticos del oficialismo y la oposición.

El ministro de Interior, Guillermo Francos, encabeza, durante la noche del lunes, todas las negociaciones para, al menos, conseguir abstenciones.

La urgencia pasa por encontrar canales de diálogo con los gobernadores radicales para que ellos mismos hablen con los diputados rebeldes, que responden al senador porteño, Martín Lousteau y, a otros, más cercanos a Facundo Manes y a su hermano Gastón, de intensa actividad política.

En la bancada del PRO, afirman que, sin la Coalición Cívica, las abstenciones que se produzcan posibilitarían que el punto de Ganancias no se caiga.

El gremio de aceiteros

El gremio de aceiteros lanzó un paro por tiempo indeterminado y complica la entrada de dólares por exportaciones.

Por lo demás, el sindicalismo también juega un papel relevante y presiona hacia dentro y hacia afuera del Congreso.

Los gremios se plantan contra la eventual vuelta de Ganancias

Los aceiteros han decidido pegar debajo del cinturón de Javier Milei y Luis Caputo. Pegan en el sector que produce dólares genuinos, sonantes y crocantes.

El Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros (SOEA) de San Lorenzo, uno de los mayores puertos agroexportadores de Argentina, cuyos trabajadores comenzaron una huelga por tiempo indeterminado.

En la AFIP, el personal jerárquico de la UPSAFIP, que conducen Julio Estévez (h) y Mariana De Alva, no pueden creer el retorno del impuesto quitado durante la gestión en Economía de Sergio Massa, medida avalada, en ese momento, desde su banca de diputado nacional por el Presidente, Javier Milei, y que volverá, justificado por el voto de los actuales legisladores, en especial, aquellos que responden a intereses políticos que emanan de gobernaciones e intendencias necesitadas de recursos que la Nación coparticipa al momento de recaudar.

Para Mariana De Alva, «decimos que es totalmente injusto el retorno de Ganancias porque mientras el capital empresario sujeto al impuesto puede deducirse todo, pero todo de todo, las personas de carne y hueso no pueden deducirse nada, pero nada de nada. Así de fácil. Y la tabla de alícuotas propuestas junto con los mínimos definidos en el proyecto quedará en la trampa eterna de la inflación por lo que en breve estaremos prácticamente todos alcanzados y a las tasas máximas, cosa que ya vivimos».

El referente del gremio de AFIP, Julio Estévez,

El referente del gremio de AFIP, Julio Estévez, sostiene que la vuelta de Ganancias que prevé el Gobierno es «injusta».

Julio Estévez (h) afirmó que «el gremio de los Jerárquicos de AFIP  es el único que realmente sabe cómo ordenar todo el desastre tributario y ya ha presentado un proyecto de ley de impuesto a las Ganancias en este rubro que es muy superador y asegura mejorar fuertemente la recaudación sin que la gente se sienta violentamente esquilmada y cuida las arcas públicas realmente, pero ese proyecto duerme en el Senado, ya que resulta más útil organizar la discusión en torno a un porcentaje y negociar con las provincias para que le firmen el resto del desaguizado que implica la ley bases».

El paquete fiscal debe aprobarse en general y en particular, y los libertarios son reacios a otorgar cuartos intermedios. Sin embargo, el cansancio y la gran cantidad de oradores anotados durante el debate podrían generar un impasse hasta el jueves próximo que sería una nueva derrota para la bancada de La Libertad Avanza y del titular del cuerpo, Martín Menem.

Más Noticias