miércoles, 12 junio, 2024
InicioPolíticaEn la oposición evalúan rechazar el DNU o llamar a consulta popular...

En la oposición evalúan rechazar el DNU o llamar a consulta popular si Javier Milei veta el proyecto sobre jubilaciones

La aprobación del proyecto que cambia la fórmula de movilidad de las jubilaciones recalentó la relación entre el presidente Javier Milei y la oposición en el Congreso, donde empezaron a evaluar la posibilidad de impulsar un rechazo al decreto (DNU) con el que el Gobierno estableció el cálculo actual e incluso un llamado a una consulta popular como contraataque frente al veto.

Tras la media sanción que le dio la Cámara de Diputados al proyecto -que pasó al Senado- con un apoyo transversal de los bloques Unión por la Patria, UCR, Hacemos Coalición Federal, Innovación Federal, Coalición Cívica y espacios provinciales, Milei explotó: calificó a los legisladores como «degenerados fiscales» y el Presidente ratificó que les va a «vetar todo» cada vez que quieran «romper el equilibrio fiscal».

Uno de los puntos que señalan los diputados para defenderse es que el cambio de fórmula que plantea el proyecto «no incrementa el costo fiscal más allá de lo estipulado» por la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC), que calculó un impacto fiscal de apenas el 0,43% del PBI.

«>

Jubilaciones: oposición planea un fuerte contraataque si Milei veta la nueva fórmula

En ese sentido, la reacción de Milei cayó muy mal en el arco opositor y recreó el clima político que se vivió luego del primer tropiezo de la Ley de Bases. Algunos diputados ya se muestran dispuestos a dar una pelea frontal. «Que no se equivoque», advierten por lo bajo, al tiempo que remarcan que quienes votaron a favor del proyecto son los mismos bloques que «respaldaron la Ley Bases».

Pero además de ese aviso, que pone la mira en el hecho de que el proyecto insignia de Milei tendrá que volver a Diputados, en algunos bloques de la oposición ya remarcan que, con la mayoría de 160 votos que lograron reunir para aprobar el tema jubilaciones, tienen varias herramientas para hacer frente a un veto.

Jubilaciones: ¿qué evalúa la oposición frente al probable veto de Javier Milei?

«El Gobierno tiene que tomar nota de que no solo el Presidente tiene poder, también el Congreso«, lanzó ante iProfesional un importante operador del bloque de la UCR, envalentonado por el hecho de que lograron reunir junto al kirchnerismo, la bancada de Miguel Pichetto y otros una mayoría de dos tercios de los presentes, dado que había 240 diputados y votaron a favor 160.

El Congreso podría resistir el veto al proyecto sobre jubilaciones con una mayoría de dos tercios, pero algunos diputados piensan en la consulta popular como respuesta  

De acuerdo, al artículo 83 de la Constitución Nacional, una ley vetada total o parcialmente por el Poder Ejecutivo debe volver a la Cámara de origen (en este caso Diputados) y si allí es ratificada por los dos tercios pasa a la Cámara revisora (el Senado) donde la confirmación por la misma mayoría obliga al Gobierno a promulgar esa ley.

Pero además, en algunas oficinas de la oposición deslizan que con esa mayoría de 160 votos que alcanzaron en la sesión del martes podrían convocar a una consulta popular para que la ciudadanía decida sobre las jubilaciones. «Que lean el artículo 40 de la Constitución, porque con mayoría simple podemos lanzar esa convocatoria y no puede vetarla», advirtió otra fuente.

En efecto, la consulta popular a iniciativa de la Cámara de Diputados sobre cualquier proyecto implica que si la población vota mayoritariamente a favor se «convertirá en ley y su promulgación será automática».

En tanto, otros legisladores de la oposición empezaron a recordar que el DNU 274/24 que estableció la fórmula de jubilaciones actual todavía debe ser tratado por la Comisión Bicameral de Trámite Legislativo y votado por las dos Cámaras del Congreso y no descartan que pueda sufrir un rechazo como el que ya le propinaron al famoso «mega DNU» de desregulación económica.

¿Por qué la reacción de Javier Milei amenaza con afianzar a dialoguistas y kirchneristas?

Las alternativas que manejan en la oposición son apenas un escenario tentativo. El proyecto tiene que pasar todavía por el Senado, donde están concentrados por estos días en la Ley Bases que se tratará la semana próxima en una sesión donde, además, le darán ingreso a los pliegos de Ariel Lijo y Manuel García Mansilla, propuestos por Milei para la Corte, para empezar con un debate que también será largo.

En ese sentido, otros diputados del arco opositor señalan que lo principal es que «el Gobierno entienda que el vínculo entre el Ejecutivo y el Legislativo es una relación continua que se construye y no de episodios aislados», como fue la media sanción del proyecto sobre jubilaciones.

Milei salió a cruzar con todo a la oposición sin perdonar siquiera a los sectores más dialoguistas y tensó nuevamente la relación con el Congreso 

Por otra parte, nadie puede garantizar que el acuerdo opositor que unió a los dialoguistas con el kirchnerismo se sostenga en el tiempo. Sin embargo, el clima que generó Milei con su airada reacción podría generar el efecto contrario al que busca el Gobierno y mantener abroquelada a esa mayoría circunstancial.

Y es que el Presidente no perdonó ni siquiera a los diputados que tiene una tendencia de mayor colaboración con el Gobierno, como es el caso de Pichetto. Según supo este medio, el experimentado legislador ni siquiera quería bajar a dar quórum para la sesión donde se trató el proyecto sobre jubilaciones.

Sin embargo, Milei lo cruzó fuerte por haber promovido la eliminación del articulo que suprimía a futuro las llamadas «jubilaciones de privilegio» de los ex presidentes. «Se les acabó, que se caguen de hambre», lanzó el Presidente a contramano del discurso de Pichetto, que cuestionó -también en duros términos- la visión «antipolítica» de ese tipo de niciativas.

¿Qué otros temas entran en riesgo, a pesar de los cuidados de Guillermo Francos?

La reacción de Milei amenaza así con volver a enturbiar la relación del oficialismo con los bloques de la oposición no kirchnerista que trabajosamente intenta cuidar el jefe de Gabinete, Guillermo Francos, con la mira puesta en el inminente tratamiento de la Ley Bases y el paquete fiscal en el Senado, que volverá modificada a la Cámara de Diputados.

Según fuentes de la Cámara alta consultadas por iProfesional, el oficialismo da casi por caídos los capítulos sobre la restitución del Impuesto a las Ganancias o las privatizaciones por falta de votos y apuesta todo a que, de darse esa situación, se pueda revertir en Diputados.

En la Cámara baja no tiene previsto por ahora complicar la tarea del Gobierno en ese tema. Reconocen por lo bajo que quieren sacarse de encima el debate sobre la Ley Bases e incluso piensan en un tratamiento exprés cuando vuelva desde el Senado, con dictamen de comisiones un martes y sesión un jueves. Sin embargo, el clima quedó caldeado tras las fuertes críticas que lanzó Milei sin distinguir entre kirchneristas y dialoguistas.

El clima se caldeó justo en momentos en que el Gobierno intenta hacer avanzar la demorada Ley Bases a partir de la semana próxima

Ahora, además, el peronismo citó a la ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello, a la Comisión de Salud y Acción Social para que dé explicaciones sobre el escándalo de los alimentos que desató una crisis dentro del Gobierno y preocupa a Milei, que hará lo imposible por evitar que el caso haga caer a una de sus funcionarias más preciadas.

En este marco, la reacción de Javier Milei ante el primer avance del proyecto para cambiar la fórmula de movilidad de las jubilaciones amenaza con volver a enturbiar la relación del Gobierno con la oposición, incluidos los bloques más dialoguistas que son clave para el futuro de la Ley Bases o la vigencia del «mega DNU», que ya fue rechazado por el Senado y todavía está pendiente de discusión en la Cámara de Diputados.

Más Noticias