viernes, 19 julio, 2024
InicioPolíticaCon la desburocratización de Sturzenegger, Caputo reestructura su ministerio para cubrirse de...

Con la desburocratización de Sturzenegger, Caputo reestructura su ministerio para cubrirse de una futura embestida

A partir del lunes, los operadores financieros del mercado local y de Wall Street comenzarán a evaluar el segundo semestre del gobierno de Javier Milei, luego de la firma del Pacto de Mayo y en particular, el impacto de los nuevos cambios en el área económica.

En ese aspecto, hay que destacar que desde el viernes pasado Federico Sturzenegger, «El Coloso», como lo llama Milei, pasó de ser asesor presidencial a integrar formalmente el gabinete de como ministro de Desrregulación y Transformación.

El economista recibido en el MIT, y uno de los más reconocidos en el mundo por su nivel académico, llega con la intención de tratar de desregular y desburocratizar el Estado y lograr la aprobación de la llamada Ley Hojarasca que tendría todo lo que se le sacó a la Ley de Bases original para desregular y transformar la estructura del Estado.

Sturzenegger tiene una gran experiencia con un pasado importante en la Administración Pública. En el Gobierno de Cambiemos tuvo una fuerte confrontación con el ministro de Economía Luis Caputo, quien lo reemplazó como presidente del BCRA. Una situación qué hay que considerar a la hora de analizar la relación futura entre ambos ministros.

El nuevo rol de Sturzenegger y la relación con Caputo

Los cambios en el área económica fueron oficializados a través del artículo 5 del Decreto 585/2024 publicado el viernes en el Boletín Oficial. El mismo modificó la actual Ley de Ministerios y, entre otras cosas, creó el ministerio de Desregulación y Transformación del Estado, que tendrá a cargo Sturzenegger. En estas horas, las preguntas de los economistas rondan en torno al alcance del nuevo rol de Sturzenegger y la relación con Caputo.

Sorpresivamente, el mismo día de la asunción de Sturzenegger se conocieron cambios en la estructura del ministerio de Economía. En la nueva estructura armada por Caputo habrá tres secretarios Coordinadores y está en duda quien cubrirá el puesto de viceministro de Economía que tenía Joaquín Cottani, quien renunció el 14 de junio pasado y todavía no fue reemplazado.

Federico Sturzenegger juró ante un Javier Milei muy satisfecho.

Federico Sturzenegger juró ante un Javier Milei muy satisfecho.

En la nueva estructura habrá un secretario Coordinador de Producción, un secretario Coordinador de Energía y Minería, y un secretario Coordinador de Infraestrutura. Por lo que pudo saber Iprofesional y de acuerdo a lo que dice el decreto, ambos tendrán rango y jerarquía de secretarios de Estado.

En las próximas horas sería designado el hasta ahora director ejecutivo de IDEA y ex CFO de YPF, Daniel González, como secretario coordinador de Energía y Minería. Un puesto que al parecer fue creado para monitorear los movimientos de la secretaría de Energía a cargo de Eduardo Rodríguez Chirilo y la secretaria de Minería, cuyo titular es Luis Lucero.

González es Licenciado en Administración de Empresas de la Universidad Católica Argentina. Ingresó a YPF en 2012 tras la nacionalización de la compañía y se desempeñó en distintas posiciones. Fue durante años el CFO de la firma y actuó luego como CEO interino. Antes de su paso por la petrolera, trabajó en el banco Merrill Lynch.

En la nueva estructura, el abogado Juan Pazo pasará a ser secretario Coordinador de Producción y dejará de ser secretario de Planeamiento y Gestión para el Desarrollo Productivo y de la Bioeconomía, un puesto que se superponía con el del secretario de Bioeconomía Fernando Vilella.

El puesto que falta cubrir es el de secretario Coordinador de Infraestructura, cuyo nombre por ahora no trascendió pero estaría ligado a una empresa importante del rubro de la construcción.

Por ahora no está confirmado si el economista chileno José Luis Daza se sumará en los próximos días como secretario de Política Económica en reemplazo de Joaquín Cottani. Daza, es un ejecutivo de larga trayectoria en Wall Street donde compartió sus tareas con Caputo en Deutsche Bank y JP Morgan. En este último destino fue jefe de Mercados Emergentes.

La relación de Sturzenegger con Milei

El año pasado, luego de la derrota de Patricia Bullrich, a quien le había armado un ambicioso paquete de reformas del Estado, Stuzenegger retomó el contacto con Milei, quien aceptó su paper de unas 3000 desregulaciones a libro cerrado y lo volcó en el primer DNU de su gestión y en la «Ley De Bases» que, finalmente, logró ser aprobada en las dos cámaras del Congreso.

El viernes, a través de un hilo en su cuenta de la red social X, el nuevo Ministro dio detalles específicos de la agenda de desregulación que tiene dos ejes: «Por un lado, retomar la agenda legislativa. El presidente ha dicho reiteradamente que las iniciativas del DNU 70/23 y la Ley Bases son solo una pequeña parte de la agenda de liberalización que el gobierno tiene preparado», indicó.

En este sentido, dio como ejemplo de los beneficios de la libertad económica «la derogación de la ley de alquileres, que generó un aumento de la oferta de inmuebles y una caída de 40% en el valor real de los alquileres. Imaginemos esto replicado en otros sectores». Sturzenegger no se refirió a la desregulación de la medicina prepaga que tantos dolores de cabeza le dio al Gobierno.

La función del nuevo ministro será desregular varios mercados.

La función del nuevo ministro será desregular varios mercados.

En cuanto a la agenda legislativa, el hilo destaca que: «se retomará con la Ley Hojarasca: leyes obsoletas que representan riesgos a la libertad económica, trabas, o son simplemente obsoletas (como las que regulan las carreras de palomas, obligan a trámites imposibles, o promueven la contaminación)», explicó el nuevo Ministro. Y agregó que la agenda legislativa seguirá «con aspectos de la Ley De Bases original que fueron dejados de lado, además de las otras propuestas».

También destacó que habrá una agenda reglamentaria, que incluirá decretos, reglamentos y resoluciones que solo le ponen el pie encima a la producción. «Vamos a necesitar de mucha ayuda del sector privado para identificar estos costos ocultos y poder ayudar a eliminarlos».

A su vez, aclaró entre sus últimas propuestas hay «una agenda de desregulación y se trata de eliminar burocracia innecesaria».

En ese hilo adelantó que «la desregulación del mercado aerocomercial que se conocerá en estos días es un ejemplo de cambios simples que permitirán conectar más ciudades».

Los integrantes del ministerio de Desregulación

Sturzenegger también dio a conocer algunas de las personas que formarán parte de su equipo. En primer lugar, se refirió a Martín Rossi, profesor plenario y vicerrector en la Universidad de San Andrés, quien lo acompañará como secretario de Desregulación. «Es uno de los 3 economistas con más citas académicas», remarcó.

En segundo lugar, señaló al nuevo secretario de Transformación del Estado, Maximiliano Fariña, economista especialista en comercio internacional. «Es profesor en la Universidad de San Andrés, trabajó en la Secretaría de Comercio Exterior y tiene una maestría en economía», agregó.

Por último hizo mención a Marcelo Hernández, un abogado de la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMdP), «quien me ayudó en el proceso de revisión de leyes el último año y Alejandro Tamer, ingeniero industrial y cofundador de Despegar», concluyó.

En línea con esas desregulaciones en las últimas horas del viernes, trascendió que habría una intención del Gobierno de eliminar el Fondo de Jerarquización de los trabajadores de la AFIP que es parte del Decreto 839/82 y la idea sería de Maximiliano Fariña, la mano derecha de Sturzenegger que trabajó en el armado de la primera versión de la Ley de Bases.

Fuentes cercanas al sindicato de USAFIP, donde están afiliados los trabajadores jerárquicos del organismo, comentaron a Iprofesional su preocupación ya que, el decreto publicado en el Boletín Oficial, faculta al ministerio de Economía a «intervenir en el desenvolvimiento de las entidades autárquicas, organismos descentralizados o desconcentrados y cuentas y fondos especiales» y además se habla de la posibilidad de disolución total».

Las fuentes indicaron que si bien la facultad se otorga a Luis Caputo, en realidad Sturzenegger junto a Fariña buscarían eliminar ese fondo que en una gran cantidad de trabajadores representa hasta el 50% del sueldo que reciben en mano. Además agregaron que ese fondo se instrumentó en 1983 con la llegada de la democracia y el mismo forma parte de la Convención Colectiva de Trabajo de la AFIP y es ley por lo tanto para poder derogarlo se necesita otra ley y no se lo puede hacer por decreto.

La tercera vez de Sturzenegger en el Estado

En relación a Sturzenegger, es la tercera vez que llega a un cargo en el Estado. La primera fue en abril de 2001 como secretario de Política Económica en la transición de Ricardo López Murphy a Domingo Cavallo en el gobierno de Fernando De la Rúa; luego como presidente del BCRA en diciembre de 2015 en la presidencia de Mauricio Macri ,donde paradójicamente fue reemplazado por el actual ministro de Economía Luis «Toto» Caputo después de una fuerte corrida cambiaria.

Sturzenegger se rodeó de profesionales con gran capacidad técnica, como Mariano Flores Vidal, el actual Presidente del Consejo de Asesores Económicos, Demian Reidel, Lucas Llach y Andrés Neumeyer y logró mantenerse en su cargo más de dos años por su amistad con Mauricio Macri, que no quería desprenderse de él.

La dos de sus mayores peleas en el Central fueron sus quejas por los salarios de los choferes de la entidad y por el aporte obligatorio al gremio que formaba parte de los salarios de los trabajadores del BCRA que él redujo a la mitad.

Sturzenegger ya estuvo en el gobierno en dos oportunidades previas a este nombramiento.

Sturzenegger ya estuvo en el Gobierno en dos oportunidades previas a este nombramiento.

Sturzenegger sostiene en sus charlas privadas que él armó un esquema que le otorgó mucha credibilidad al BCRA y que logró bajar la inflación desde mediados del 2016 y todo 2017 del 50 al 25% anual.

El nuevo ministro explica que el problema no fueron las 10 toneladas de piedras por el cambio de la fórmula de la movilidad jubilatoria. «El problema económico lo generó el sucesor de Alfonso Prat Gay, Nicolás Dujovne, junto con el vicejefe de Gabinete Mario Quintana, cuando plantearon que la baja de la inflación del 2017 se desarrollara en forma más lenta para poder financiar mejor al Tesoro y la Jefatura de Gabinete porque lo presionaba para bajar la tasa de interés», contó a Iprofesional uno de lo principales colaboradores de Sturzenegger. Para Sturzenegger, la forma más saludable que tenía el país para crecer era con una tasa real positiva.

Al respecto, los números muestran que su postura no interfirió ni en el proceso de crecimiento económico -tras una recesión del 1,8% en 2016, el PBI creció 2,7% en 2017- ni en la cuestión política, ya que el gobierno ganó con comodidad las elecciones de medio término en 2017 con el 41,7% de los votos frente al 19,8 por ciento. Pero en la Casa Rosada el grupo liderado por Marcos Peña creía que la política monetaria del Central podría frenar la recuperación y por esa razón lo presionaron para que bajara las tasas.

La pelea la perdió Sturzenegger, el 28 de diciembre de 2017 cuando al mediodía lo hicieron sentar en la Casa Rodada frente a un grupo de periodistas junto a Marcos Peña, Nicolás Dujovne y Luis Caputo para anunciar la reducción de las tasas a la que tanto se resistía.

La aparición de Milei como economista

«El 28 D» fue un punto de inflexión para una parte del mercado financiero que interpretó que el Gobierno relajaría sus metas de inflación y fiscales por cuestiones políticas y para Sturzenegger fue el comienzo del final de su gestión, que recién se concretaría un semestre más tarde. En esa jornada se pulverizó el régimen monetario -que él defendía con toda su energía- y el programa de deuda en moneda local.

Dujovne y Caputo lo cuestionaban por su política generosa con las Lebacs, los instrumentos de esterilización monetaria que podían comprar inversores extranjeros y que, según algunos funcionarios, alimentó el ingreso de capitales especulativos de corto plazo.

Sturzenegger con ese mecanismo logro acumular unos u$s40.000 millones de reservas internacionales y que en 2017 apenas entraron u$s10.000 millones, por lo que no había un problema de «hot money» por causa del Central, sino por la deuda del Tesoro que estaba financiando el déficit fiscal. Esa baja de las tasas de interés fue lo que generó la fuerte crítica de un economista que comenzaba a incursionar en los medios y llamaba Marquitos Pina al entonces Jefe de Gabinete.

En esos tiempos, el economista Jefe de la Fundación Acordar, Javier Milei, pronosticaba que con esa baja de las tasas de interés en medio de una economía que se empezaba a recuperar, el gobierno de Mauricio Macri se encaminaba a darse una gran piña

A los seis meses Sturzenegger fue obligado a renunciar al BCRA el 15 de junio del 2018 y fue reemplazado por Luis Caputo con un valor del dólar oficial que llegaba a 30 pesos. Este valor se había casi duplicado desde el 17 de diciembre en el que el Gobierno de Mauricio Macri devaluó el peso y levantó el cepo cambiario. Caputo a su vez renunció el 25 de septiembre de 2018, sólo estuvo tres meses, y fue reemplazado por Guido Sandleris al final de la segunda corrida cambiaria que sufrió Mauricio Macri y dejó un dólar oficial a 45 pesos. Entre la llegada de Sturzenegger y la salida de Caputo del BCRA el valor del dólar oficial en el mercado único y libre de cambios se triplicó y pasó de 15 a 45 pesos.

La gran duda de los operadores financieros y de los empresarios es cómo se llevarán los dos ex presidentes del BCRA del Gobierno de Mauricio Macri quienes junto al entonces ministro de Economía, Nicolás Dujovne, anunciaron el 7 de junio de 2018 el acuerdo con el FMI que el Gobierno busca renegociar para poder salir del cepo. cambiario.

Más Noticias