viernes, 19 julio, 2024
InicioEspectáculosTras la ofensiva de Pro por los fondos, Jorge Macri espera una...

Tras la ofensiva de Pro por los fondos, Jorge Macri espera una rápida respuesta de Milei ante el temor por la crisis

Después de haber orquestado una ofensiva partidaria para conseguir que Javier Milei cumpla con el fallo de la Corte Suprema que restituyó los fondos de coparticipación a la Ciudad recortados por el kirchnerismo, Jorge Macri transita una etapa de tensa calma. A siete meses de la toma de posesión, el jefe porteño necesita exhibir resultados y un perfil definido en el manejo de la principal fortaleza política de Pro. Por eso, tiene prisa para que la Casa Rosada plasme la promesa de resolver el reclamo por los recursos y presente una propuesta cuando el ministro de Economía, Luis Caputo, lo reciba el próximo 19 de julio en el Palacio de Hacienda. Necesita desembolsos de fondos frescos para mitigar la crisis y reforzar su gestión.

Las urgencias financieras de la Ciudad fueron un factor determinante para que el expresidente y titular de Pro, Mauricio Macri, decidiera desmarcarse por primera vez del Gobierno de los libertarios y difundiera una carta pública en la que le solicitó al Presidente que le entregue a la Ciudad el 2,95% de la masa coparticipable para solventar la policía porteña, tal como estableció el máximo tribunal del país en la medida cautelar que dictó a favor de la administración porteña a fines de diciembre de 2022. “Jorge no aguanta más”, se excusó Macri ante quienes lo consultaron en medio del revuelo que despertó su planteo público, en el que criticó al Gobierno por el incumplimiento de la ley.

Jorge Macri y sus colaboradores forzaron la jugada del jefe de Pro, quien esperó a que se sancionaran las reformas económicas para ejecutar el movimiento. Lo persuadieron para que saliera a pedir que Milei cumpla con su compromiso de acatar la orden de la Corte. Molestos por la parsimonia de Caputo ante una serie de ultimátum, los Macri llegaron a evaluar la idea de supeditar su presencia en la firma del Acta de Mayo a la consecución de una respuesta concreta a su reclamo por los recursos. Hace semanas los funcionarios porteños machacan con que la situación llegó a un punto límite. Argumentan que lograron surfear el primer semestre, pero la caída de la recaudación y el desarme de las leliqs impactaron fuertemente en las arcas porteñas. Insisten en que no hay margen para seguir resistiendo.

Jorge Macri y su esposa, Belén Ludueña, durante el TedeumMariano Blanc

“El problema es formal y financiero. Y ya nos afecta la gestión, en lo que tenemos presupuestado. Estamos haciendo un esfuerzo para que no se caigan los servicios”, advierten en la cúpula del gobierno de Jorge Macri, donde crece la inquietud tanto por el escenario económico por el programa de Milei como por los números de las encuestas.

En junio, estiman fuentes porteñas, la Ciudad perdió unos 70 millones de dólares por el incumplimiento del fallo. “A valores de hoy, estamos dejando de percibir 88 mil millones de pesos por mes”, repiten.

Es más: las autoridades porteñas arguyen que tienen frenadas las licitaciones de obras “grandes y pequeñas” por falta de fondos, pese a que manejan uno de los presupuestos más importantes del país. “Son la ciudad más rica y se quejan por la plata. ¿Por qué no bajan los impuestos?”, ironiza un alto funcionario de La Libertad Avanza.

A su vez, Jorge Macri convive con los efectos de la larga recesión económica, que comenzaron a impactar en el territorio capitalino. En la sede porteña de Uspallata afirman que debieron destinar más recursos a la contención social ante el aumento de la pobreza en su distrito.

Después de que concurriera a la rúbrica del Pacto de Mayo en Tucumán, el jefe porteño compartió el palco oficial con Milei durante el desfile militar que organizó el Ejecutivo nacional en la Avenida del Libertador por el Día de la Independencia. Tras esa charla, los funcionarios de la Ciudad se aferran a la esperanza y dicen que “eligen creer”, aunque no abandonan la cautela. No ven razones por las cuales Caputo liberaría ahora los fondos, ya que la Casa Rosada atraviesa un momento de incertidumbre por la volatilidad de los mercados y las advertencias sobre el atraso cambiario. “No hay señal de que se termine el planteo de ‘no hay plata’”, admite una fuente al tanto de las negociaciones.

En las últimas reuniones entre los representantes de la Casa Rosada y la Ciudad, Caputo y Macri evaluaron un menú de alternativas para compensar a las arcas porteñas, como explorar un préstamo de un organismo multilateral de crédito para financiar obras o el traspaso de tierras de la Nación a la administración capitalina. Ambos procesos requieren un tiempo para instrumentarse. Y Macri luce necesitado de engrosar sus cuentas. Por eso, reforzarán la ofensiva pública para enrostrarle a la Corte y la opinión pública que Milei desacata un fallo judicial.

El fenómeno de Milei los pone a los Macri en una situación de incomodidad y los obliga a hacer equilibrio ante la reconfiguración del tablero político. Según sondeos que circularon en Pro en las últimas horas, Milei mantiene un apoyo popular transversal en la provincia, sobre todo en el conurbano, pese al plan de motosierra y licuadora que aplicó para bajar la inflación. “Es difícil pegarle a Milei, pero también posicionarse. Si le va bien, nos come y nos maltrata; si le va mal, habremos sido los socios”, grafica un referente de Pro en la Ciudad. Sospechan que Milei podría postular a Patricia Bullrich como la figura de su boleta en el distrito en 2025. Y ya especulan con eventuales retadores: María Eugenia Vidal o Fernán Quirós. Entre tanto, los cuatro legisladores bullrichistas que integran el bloque de JxC no romperán tras la feroz interna con Macri. “Acá hay una tensa calma”, describen.

Jorge Macri y MileiFabian Marelli

Por ahora, Jorge Macri posterga un relanzamiento de la gestión a la espera de que Milei le gire los fondos. Él sigue siendo el único vocero político y frontman de la Ciudad, aunque comenzó a soltar las riendas de sus ministros -la mayoría cultiva un bajo perfil- para que salgan a dar la pelea mediática. Roberto García Moritán (Desarrollo Económico) quedó en la cuerda floja por el escándalo en torno a los cientos de nombramientos que realizó en su cartera. “No veo cambios de gabinete en el corto plazo”, dicen en la cúspide de la Ciudad.

García Moritán asegura que su cartera redujo la cantidad de empleados de 2554 a 456 desde el 9 de diciembre de 2023. “De los famosos 384 contratos que se firmaron, el 84% era a personas que ya venían trabajando en gestiones anteriores y se les caía el contrato temporario por finalizar el año”, justifican.

De buen vínculo con Milei, el ministro Waldo Wolff (Seguridad) se interesaría en perfilarse como un eventual postulante a legislador nacional en 2025, en caso de que haya un pacto electoral de Pro con LLA. Son versiones que circulan en el macrismo. Y cerca de Wolff, que tuvo roces con Diego Kravetz, quien asume protagonismo en la gestión operativa y el vínculo con las fuerzas policiales, lo asocian a la falta de candidatos competitivos de Pro en la Ciudad. Jorge Macri y Wolff mantienen una pelea abierta con Bullrich por la situación de los detenidos en las cárceles porteñas. Ante el costo político que paga el jefe porteño por cada fuga, el macrismo no oculta su bronca con la actitud de su exsocia y ministra de Milei, cuyos funcionarios creen que la Capital debería construir una cárcel y tener su propio sistema penitenciario ya que es “autónoma”.

La oposición nucleada en el PJ le reclama a Jorge Macri un plan para “amortiguar” el ajuste de Milei en la Ciudad. Se quejan por la falta de contención a comercios y gastronómicos, afectados por la caída de la actividad, o medidas destinadas a la clase media para paliar los aumentos de tarifas de servicios públicos. El jefe porteño debió reforzar en las últimas horas los equipos que atienden a personas en situación de calle. Hubo al menos cinco muertos en una semana por la ola de frío polar. “Duplicamos los móviles de 30 a 60 y reforzamos los turnos de madrugada. Hay más demanda en los comedores y paradores de calle. La clase media se está empobreciendo”, sostienen en la administración porteña. En lo que va del 2024 ya aumentó un 15% el número de beneficiarios del plan social de ciudadanía porteña. “No nos sobra la plata; estamos preocupados”, resumen en el Gabinete porteño.

Conocé The Trust Project

Más Noticias