jueves, 23 mayo, 2024
InicioEspectáculosPreocupación sanitaria. Qué enfermedades pueden transmitir las ratas a los humanos

Preocupación sanitaria. Qué enfermedades pueden transmitir las ratas a los humanos

La incómoda situación entre el jefe de Gobierno porteño, Jorge Macri, los periodistas que lo rodeaban, una rata y un perro en medio del desmantelamiento de la feria ilegal “Perette” de Retiro, generó preocupación en la población por las consecuencias que podría traer la convivencia humana con ese tipo de roedor. Si bien las ratas suelen transmitir rabia, los especialistas aseguran que en los espacios urbanos ese peligro casi no existe. En la Argentina, la leptospirosis y algunas variantes de hantavirus fueron algunas de las patologías más recientes.

“El humano se puede contagiar de diversas maneras, sea por inhalar partículas virales que difunden ratas infectadas en su orina o por mordedura directamente”, dijo a LA NACION Elena Obieta, jefa de Infectología del Hospital de Boulogne y miembro de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI). Tal como asegura la médica infectóloga, una de las consultas más comunes es la relacionada a mordidas. “Si bien suele haber en consultorio algunos casos, es importante aclarar que en el medio urbano esos animales no transmiten el virus de la rabia. Cuando sucede, suele indicarse la aplicación de la antitetánica de ser necesario, pero no antibióticos”.

Según los especialistas, la importancia de las ratas para la salud pública está dada principalmente por las infecciones y enfermedades que pueden transmitir a los humanos. Todos los roedores pueden transmitir enfermedades bacterianas, virales y parasitarias. Entre las más peligrosas, en nuestro país se han destacado la fiebre hemorrágica argentina y el hantavirus. La transmisión de estas infecciones al humano en general es de manera indirecta: algunas por medio de orina o heces infectadas, otras por medio de pulgas, garrapatas, piojos y picadura de mosquitos.

“Los roedores transmiten una serie de enfermedades, de las cuales las más comunes son, el hantavirus y la leptospirosis”, dijo Eduardo López, infectólogo, pediatra jefe del Departamento de Medicina del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez. “También hay patologías producidas por distintas bacterias como la peste, la tularemia y la fiebre Q”, sostuvo. Respecto de las producidas por mordeduras, el infectólogo señaló el sodoku, la salmonellosis, y también algunas parasitosis.

El hantavirus es transmitido por un ratón colilargo y se transmite también de persona a persona

En la Argentina, tal como destacan los especialistas, las dos más frecuentes son la leptospirosis y hantavirus; ambas enfermedades que requieren de contacto directo o inhalación de las bacterias. El hantavirus es muy común en la zona sudoeste de la Argentina, en los lugares donde hay algún tipo especial de caña que comen los roedores y que puede ser una enfermedad grave de tipo mortal. Se trata de un virus que los roedores portan a lo largo de su vida de forma asintomática y lo eliminan por saliva, orina o materia fecal. “En general, es una enfermedad importante que cuando da compromiso pulmonar tiene una mortalidad relativamente alta”, aseguró López.

Ayer fue desalojada una feria informal frente a la Terminal de Ómnibus de RetiroRicardo Pristupluk

La leptospirosis, por su parte, también puede contagiarse por el agua cuando los roedores orinan en ella. Para Lopéz, es muy posible que pueda haber un aumento de leptospirosis luego de inundaciones importantes o desastres naturales que perduran a través del tiempo.

Algunas de las enfermedades transmitidas por las ratas pueden propagarse a través del contagio interhumano. Así como en el pasado la peste bubónica podía difundirse entre personas, en los últimos años existió el caso de la variante de hantavirus que se denominó Andes. “Años atrás hubo casos en El Bolsón. El último brote se dio en la comunidad de Epuyén”, dijo Obieta. Respecto de la peste bubónica, la infectóloga señala que los últimos informes que se conocieron alertaban sobre casos aislados en Mongolia en mamíferos de esa región.

Según López, sin embargo, actualmente la transmisión de enfermedades derivadas de los roedores de persona a persona es poco común. “Hay alguna discusión sobre si el hantavirus puede contagiarse de persona a persona. En nuestro país se vieron algunos casos en salas de terapia intensiva”, aseguró.

Otras de las enfermedades que también pueden contagiar las ratas son: tifo murino (a través de pulgas), ricketsiosis vesiculosa (por piojos, pulgas, ácaros y garrapatas), coriomeningitis linfocítica (que causa infecciones congénitas, hidrocefalia y coriorretinitis), fiebres hemorrágicas por arenavirus, encefalitis por alphavirus y por flavivirus, fiebre maculosa de las montañas rocosas (vía garrapatas) y tularemia (en el caso de roedores salvajes). Entre los parasitismos se incluye triquinosis, meningitis eosinofílica y teniasis.

Conocé The Trust Project

Más Noticias