martes, 28 mayo, 2024
InicioEspectáculosIndian Wells: Novak Djokovic fue sorprendido y perdió contra el 123 del...

Indian Wells: Novak Djokovic fue sorprendido y perdió contra el 123 del ranking mundial

Luca Nardi, casi un desconocido en el circuito mayor del tenis, tenía apenas 4 triunfos en el nivel ATP. El italiano, ubicado en el puesto 123° del ranking mundial, entró por la ventana en el Masters 1000 de Indian Wells, con el cartel de perdedor afortunado (lucky loser), después de perder en la clasificación. Pero se abrió camino, y en la noche del lunes dio un impacto altísimo al derrotar nada menos que al número 1 del mundo, el serbio Novak Djokovic, por 6-4, 3-6 y 6-4, en partido por la tercera rueda del certamen que se desarrolla en el cemento californiano.

Ganador de Indian Wells en cinco ocasiones, la última de ellas en 2016, Djokovic había mostrado algunas dudas en su juego en su debut en la segunda ronda, cuando necesitó tres parciales para eliminar al australiano Aleksandr Vukic. Pero nada hacía presagiar que en el cruce de tercera iba a verse sorprendido por un rival de apenas 20 años, todavía sin títulos ni finales en el circuito ATP, y que, obviamente, se enfrentaba por primera vez a un rival tan encumbrado.

El italiano Luca Nardi, un desconocido de 20 años que dio el gran batacazo en la noche del lunes en Indian WellsMark J. Terrill – AP

Nardi comenzó desde temprano a marcar el ritmo, y capturó el servicio del número 1 del mundo para adueñarse del primer parcial. Pero todavía quedaba un buen tramo por delante cuando llegó el momento controversial del encuentro. El serbio había logrado quebrar a Nardi para adelantarse 2-0, pero le costaba mantener su saque en el tercer game. En un break-point para el italiano, Djokovic sacó cerca de la ‘T’. y parecía que Nardi había dado por malo ese servicio, pero a último momento reaccionó y jugó una devolución corta y hacia el centro, como de compromiso. El serbio llegó y tiró un drop, al mismo tiempo que dirigía su mirada al juez de silla, como dando a entender que el punto debía jugarse de nuevo. Pero Nardi consiguió responder y cruzó la pelota para ganar el punto, el game, y conseguir el quiebre. El número 1 del mundo no podía creer que el punto era válido y se trenzó en una discusión con el umpire Greg Allensworth, mientras reclamaba que debía sancionarse “hindrance” (molestia o disturbio), alegando que Nardi había hecho el gesto de desestimar el primer saque.

De todos modos, Djokovic logró tomar el segundo set y llevar el partido a un tercer parcial a todo o nada, donde su experiencia lo convertía en firme candidato a quedarse con la victoria. Pero, lejos de los pronósticos, Nardi se mantuvo a tiro en el desarrollo y en la cuenta. Mientras el italiano conservaba con solidez sus saques, el serbio trastabillaba, y salvó tres puntos de quiebre en el segundo game. En el sexto game, Nardi fue a buscar el break y lo consiguió (4-2). El italiano mostró temple para acercarse a la zona de definición sin problemas, y sentenció el duelo en su primer punto de partido, con un ace abierto, para sorpresa de todos.

Así, Nardi se convirtió en apenas el tercer perdedor afortunado o lucky loser en sorprender al número 1 en un Masters 1000, con antecedentes en aquel celebrado éxito de Guillermo Cañas sobre Roger Federer en Indian Wells 2007, y el de Borna Coric sobre Andy Murray, en Madrid 2017. Hace unos días, en la qualy, Nardi había superado al francés Thierry Atmane, para luego perder contra el belga David Goffin en el partido por el ingreso a Indian Wells. Pero el jueves pasado le llegaría una oportunidad de última hora: tuvo la ocasión de ingresar en el main draw en lugar del platense Tomás Martín Etcheverry, que no se había recuperado a pleno de un desgarro. Así, el italiano ingresó directamente a la segunda rueda, en la que superó al chino Zhizhen Zhang por 6-3, 3-6 y 6-3, un resultado que lo llevó al duelo contra Djokovic. Ahora, ya instalado en los octavos de final, se enfrentará con el estadounidense Tommy Paul, 17° del mundo, que superó por 6-4 y 6-4 a Ugo Humbert.

“Creo que antes de este partido nadie me conocía. Espero que la gente haya disfrutado de este partido, estoy súper feliz. Es increíble. Estoy detrás del Top 100 y le pude ganar a Novak Djokovic, que es mi ídolo. Es una locura”, destacó Nardi. A Djokovic se le terminó una serie de 11 triunfos seguidos en torneos de Masters 1000, luego de los títulos que logró el año pasado en Cincinnati y Paris-Bercy. También sufrió su primera derrota ante un rival fuera del Top 50 en un torneo de este nivel desde un tropiezo contra el japonés Taro Daniel -entonces 109°- en 2018, y también en suelo californiano.

Se terminó el invicto de Báez

Sebastián Báez, último jugador argentino en pie en Indian Wells, llevaba una racha de 10 triunfos en fila, tras sus victorias en los torneos de Río de Janeiro y Santiago de Chile. Pero la gran serie del jugador surgido en Billinghurst se terminó con una holgada derrota por 6-2 y 6-2 frente al estadounidense Taylor Fritz, en cruce por la tercera ronda. Apenas 69 minutos duró la ilusión de Báez, que llegaba en un gran momento de forma al duelo, pero poco pudo hacer ante Fritz, que dio cátedra sin conceder una sola oportunidad de quiebre y con un servicio que fue mucho más dañino. Así, el 12° del ranking mundial estiró su serie favorable por 4-0 sobre Báez, contra el que no cedió siquiera un set. El californiano, campeón del torneo en 2022, se verá en los octavos de final con el joven danés Holger Rune, que apenas debutó el lunes al estar exento de la primera ronda y avanzar directo en la segunda por retiro de Milos Raonic; en la tercera superó al italiano Lorenzo Musetti por 6-2 y 7-6 (7-5).

LA NACION

Conocé The Trust Project

Más Noticias