martes, 28 mayo, 2024
InicioSociedadAlerta: una impresionante tormenta supercelda avanza en la provincia de Buenos Aires

Alerta: una impresionante tormenta supercelda avanza en la provincia de Buenos Aires

El Servicio Meteorológico Nacional anunció una fuerte tormenta supercelular para hoy en la provincia de Buenos Aires.

Una supercelda amenaza la provincia de Buenos Aires (Foto: Adobe Stock).

Una supercelda amenaza la provincia de Buenos Aires (Foto: Adobe Stock).

Una impresionante supercelda amenaza la provincia de Buenos Aires, generando una alerta entre los residentes y las autoridades locales. Este fenómeno meteorológico podría desatar una serie de eventos severos incluyendo granizo de diversos tamaños y ráfagas de viento extremadamente fuertes.

La información fue anunciada por el Servicio Meteorológico Nacional durante la tarde de este martes. “De mantener vida, la tormenta podría impactar en el GBA durante el atardecer”, comunicó el meteorólogo Christian Garavaglia a través de sus redes sociales.

Leé también: Conocé el clima en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

Video Placeholder

Una tormenta supercelular avanza en la provincia de Buenos Aires

La supercelda, un tipo de tormenta caracterizada por su prolongada duración y su estructura rotativa, se está desplazando hacia áreas densamente pobladas de la provincia. Expertos meteorológicos advierten que el sistema es capaz de producir fenómenos extremos, como granizadas devastadoras y fuertes corrientes de aire.

Las autoridades locales ya están tomando medidas preventivas, emitiendo advertencias y consejos para minimizar el impacto de la tormenta. Se recomienda a los residentes permanecer en interiores, alejados de ventanas y puertas, y estar atentos a las actualizaciones de los servicios meteorológicos.

La preocupación principal es el granizo, que puede variar en tamaño desde pequeñas piedras hasta bolas de hielo del tamaño de una pelota de golf, capaces de causar daños significativos a vehículos, estructuras y cultivos. Además, las ráfagas de viento, que pueden superar los 100 km/h, son suficientemente fuertes como para derribar árboles y líneas eléctricas, lo que podría provocar cortes de energía.

Más Noticias