viernes, 21 junio, 2024
InicioDeportesDel Potro y el sueño de un partido despedida en Buenos Aires:...

Del Potro y el sueño de un partido despedida en Buenos Aires: qué necesita para realizarlo

Más de dos años pasaron ya desde aquella fresca noche porteña del 8 de febrero de 2022 en la que Juan Martín Del Potro jugó su último partido oficial en el circuito ATP. Esa derrota muy amplia ante su amigo Federico Delbonis en la primera ronda del Argentina Open le bajó el telón a la carrera del tandilense, que volvió para ese partido tras una inactividad de 965 días y terminó sufriendo en la cancha. Forzado por los problemas crónicos en su rodilla derecha, Delpo colgó la raqueta. Aunque ahora está ilusionado con pisar otra vez una cancha para una despedida más feliz.

«Me gustaría hacer un partido de despedida, pero en buenas condiciones porque el último que jugué en Buenos Aires me costó muchísimo. Emocionalmente fue muy duro porque me costaba mucho moverme», reconoció durante su visita al Masters 1000 de Madrid que se está disputando en la Caja Mágica, en la que participó de una clínica junto a David Ferrer.

Sus palabras, igual, no deben tomarse como un hecho, porque eso fue todo lo que comentó Del Potro al respecto. No dijo si la idea está en marcha, si ya eligió fecha y lugar o con qué rival le gustaría jugar. Fue solo una expresión de deseo del campeón del US Open 2009.

«Mi retirada fue una decisión de mi cuerpo, fue una salida forzada del tenis. No fue algo preparado. Ahora estoy viniendo a los eventos del tenis y sintiéndome bien. Pero al principio me costaba. En Miami tenía un evento y luego me quedé a ver a Carlitos y disfruté», comentó sobre su vida como ex jugador.

Y proyectando hacia adelante, agregó: «No tengo claro lo de ser entrenador, disfruto estando en casa y no tener una rutina ni tantos viajes. Me gusta mucho más estar con los jóvenes y poder transmitir cosas que aprendí y experiencias a los más chicos. Me gusta más eso, pero tal vez en los próximos años cambio».

Consultado por el presente de Rafael Nadal, que aquejado por problemas físicos desde hace tiempo, transita el último tramo de su carrera, el tandilense reflexionó: «Rafa se está dando el gusto de retirarse a su manera y bajo sus condiciones. Es algo que yo lamentablemente no pude hacer por mi salud».

«Creo que hay que empezar asimilar que va a terminar una etapa del tenis. Roger ya no está pero su legado quedó muy marcado para siempre. Y ahora Rafa se está despidiendo. Verlo jugar y ver esa pasión por competir y esa energía que tiene es algo único y no sé si en los próximos años habrá algo similar», agregó.

Del Potro enfrentó al mallorquín en 17 ocasiones. En seis se llevó la victoria. ¿Cuáles son los que más recuerda?

«El partido de Río (las semis de los Juegos Olímpicos de 2016, que ganó) fue emocionalmente muy fuerte y espectacular, como argentino en Brasil y contra Rafa. Otro que recuerdo fue la semifinal del US Open de 2009″, afirmó rememorando momentos felices.

Y continuó: «Hay otro en cuartos de Wimbledon 2018 que lo perdí, pero al terminar nos dimos un abrazo. Fue súper emotivo y cuando veo imágenes de ese partido me da igual haber perdido porque ese momento ya es ganar. Da lo mismo el resultado, porque ese abrazo, la emoción, los fans… Fue un día inolvidable y eso fueron los grandes recuerdos que tengo con Rafa«.

Del Potro consiguió su único Grand Slam en 2009, en pleno apogeo del Big 3, ese trío que formaban Roger Federer, Nadal y Novak Djokovic y que dominó el circuito durante dos décadas. Un logro que el tandilense atesora muchísimo.

«Haber ganado un Grand Slam en la mejor época del esos grandes jugadores tiene un valor especial. Ahora se habla del Big 3, pero entre nosotros siempre hablábamos los Cuatro Fantásticos, porque Andy Murray siempre fue el más cercano a los mejores de toda la historia. Cualquier victoria contra ellos era de un valor impresionante», reflexionó.

Referente de las nuevas generaciones, el ex número tres del mundo aseguró que tanto el tenis argentino como el mundial tiene un futuro brillante.

«Haber marcado a los chicos argentinos que están ahora es muy lindo. En Argentina, gracias a Dios, hay jugadores muy buenos, pero no hay que compararlos con los que estuvimos antes porque se desvaloriza lo que están haciendo y es algo súper valioso. Me gusta ver a Francisco Cerúndolo, Tomás Etcheverry, Sebastián Baez… Es una camada que por muchos años estarán ahí luchando», analizó.

Y pronosticó: «Me encanta Carlos Alcaraz porque tiene una frescura y una naturalidad para andar por la pista que parece un tipo de 30 años que lleva diez en el circuito, y es súper joven. Su cara a cara contra Jannik Sinner le va a hacer muy bien al tenis. Se va a armar una rivalidad que siempre tuvo este deporte. Primero fue Agassi-Sampras, luego Roger-Rafa, después Novak. Y ahora serán ellos dos».

Más Noticias