miércoles, 12 junio, 2024
InicioPolíticaEl kirchnerismo y la CGT juegan a demorar la Ley Bases en...

El kirchnerismo y la CGT juegan a demorar la Ley Bases en el Senado mientras el oficialismo busca los votos que le faltan

El proyecto de «Ley de Bases» empezó su recorrido en el Senado en un clima tenso por la denuncia del kirchnerismo sobre presuntas irregularidades en la votación de la Cámara de Diputados y el inminente paro general de la CGT que coincidirá con el día que el oficialismo pretende cerrar el debate en comisiones, en una hoja de ruta que ya muestra complicaciones.

Las comisiones de Legislación General, de Presupuesto y Hacienda y de Asuntos Constitucionales empezaron a analizar este martes el proyecto tras su aprobación en la Cámara baja, con las exposiciones del ministro del Interior, Guillermo Francos, y el vicejefe de Gabinete, José Rolandi.

El oficialismo y sus aliados quieren agotar esta semana el debate en las comisiones y firmar el dictamen para la Ley Bases y el proyecto sobre Medidas Fiscales el próximo jueves, pero el kirchnerismo y la CGT hacen una suerte de movimiento de pinzas que pone en duda ese plazo. «La intención está, vamos a ver si llegamos», reconoció a iProfesional una fuente de las comisiones.

Lo que ocurre es que la CGT intenta usar el paro (que se anticipa muy fuerte) previsto para el mismo día para presionar a los senadores con más cambios sobre el capítulo de reforma laboral y, en paralelo, Unión por la Patria busca estirar la discusión en las comisiones y teñir de sospechas todo el trámite parlamentario con el cuestionamiento de sus pares de diputados a la votación presuntamente irregular del impuesto al tabaco.

No obstante, a esto se le suma que en los bloques dialoguistas, incluido la UCR, le pidieron al Gobierno más tiempo para debatir y que, en ese contexto, La Libertad Avanza todavía no tiene aseguradas las firmas en el plenario de comisiones que le permitan darle dictamen de mayoría a la Ley Bases ni tampoco los votos en el recinto.

Ley Bases: ¿cómo intenta el kirchnerismo estirar el debate?

Luego de la aprobación en Diputados, el bloque que preside Germán Martínez aseguró que en la votación en particular sobre el capítulo que se agregó a la Ley de Bases establecer el impuesto al tabaco no se incluyeron votos por la negativa ni varias abstenciones que habrían generado un empate.

El plan del oficialismo de firmar el jueves el dictamen para la Ley de Bases entró en duda por las presiones de la oposición dura y también los dialoguistas

Pero a eso le sumaron que el texto que se envió al Senado «tiene diferencias con lo que votaron los diputados en el recinto» en artículos referidos al sector del gas y al régimen de Grandes Inversiones (RIGI), por lo que pidieron la «nulidad» de todo el trámite. El Gobierno lo calificó como «errores de tipeo» y la C´mara de Diputados envió una fe de erratas, pero para los senadores de Unión por la Patria no fue suficiente.

«Dos diputados están diciendo que se les ha contado mal su voto», advirtió la senadora Anabel Fernández Sagasti en la primera jornada del debate de comisiones, mientras que su colega Juliana di Tullio remarcó: «Cuando cambia el sentido de lo que se votó en una cámara no es fe de erratas, es trampa, es trucho e ilegal».

El presidente de la Comisión de Legislación General, el oficialista Bartolomé Abdala, insistió en que la fe de erratas que envió Diputados deja todo aclarado y contó con la ayuda del salteño Juan Carlos Romero, aliado de los libertarios, para resistir los embates del kirchnerismo aunque igualmente los senadores de esa bancada machacaron sobre el capítulo de tabaco: «No sabemos qué texto va a terminar siendo. Es una ley trucha», lanzaron.

Con este planteo la discusión en las comisiones se calentó desde el inicio y Unión por la Patria llegó a pedir un cuarto intermedio hasta que Diputados aclare si la votación sobre ese tema se hizo bien o no. No obstante, previendo la negativa del oficialismo, también pidieron ampliar la lista de invitados para exponer sobre la Ley de Bases, en un intento por dilatar el debate.

La jugada combinada con el paro de la CGT: ¿se demora el avance de la Ley Bases? 

Abdala y Romero aceptaron el pedido del kirchnerismo de sumar a invitados de otros sectores, además de los funcionarios del Gobierno. Sin descuidar el plan original, subrayaron que la lista de expositores debería definirse «esta semana», aunque el salteño aclaró que «si no alcanza el tiempo se postergará».

En efecto, en el oficialismo saben que el plan de firmar el dictamen el próximo jueves y llevar la Ley Bases al recinto el 16 de mayo parece difícil de concretar y no descartan que la discusión se estire una semana más. El paro que la CGT llevará a cabo el jueves influye en ese contexto.

Los sindicalistas se reunieron este mismo martes con los senadores de Unión por la Patria y tienen la intención de que el capítulo sobre «modernización laboral», que ya tuvo varias modificaciones en Diputados, tenga más cambios: piden la eliminación de la figura de «trabajador independiente» y del artículo que permite no pagar vacaciones o aguinaldo en empresas con menos de 5 empleados.

Tanto la estrategia del kirchnerismo como la presión de la CGT influyen en la posible demora que La Libertad Avanza intentsará evitar pero ya reconoce como algo probable, aunque las dudas que existen entre los potenciales aliados son un factor determinante y esto también es tenido en cuenta en el Gobierno.

El otro factor que afecta al Gobierno: ¿tiene los votos y el apoyo para avanzar? 

La mayores dudas pasan, como anticipó iProfesional, por el bloque de la UCR. La tensión es tan grande que Rolandi se reunió con los senadores radicales para despejar dudas y recoger planteos antes de que empezara el plenario de las comisiones. En ese encuentro, según confiaron fuentes del partido a iProfesional, le pidieron «más tiempo» para el debate.

Mientras un sector del bloque espera que los gobernadores radicales ordenen la discusión interna -se reúnen por estas horas con los legisladores- todos miran a Martín Lousteau, presidente del partido y acérrimo crítico de Milei, y al fueguino Pablo Blanco. Ambos vienen de votar en contra del «mega DNU» que fue rechazada por el Senado en marzo.

Pese a que podrían votar a favor en general de la Ley de Bases, las diferencias pasan por la particular. Dentro de la bancada hay críticas al RIGI y al artículo que introdujo la oposición dialoguista de Diputados sobre la revisión de los regímenes impositivos especiales como el de Tierra del Fuego. Lousteau y Blanco representan los cuetionamientos a esos puntos, que se suman a las dudas de todos los patagónicos sobre la restitución del Impuesto a las Ganancias.

En este contexto, algunos senadores la UCR advierten que quieren ejercer el rol de «cámara revisora» a la vez que reclaman «tiempo» para el debate, lo mismo que están plantando algunos de los bloques provinciales y en especial el que integran el correntino Carlos «Camau» Espínola y el entrerriano Edgardo Kueider, quienes no tienen gobernadores con los que la Casa Rosada pueda acordar y son dos votos clave para el oficialismo.

Noticia en desarrollo 

Más Noticias