viernes, 21 junio, 2024
InicioDeportesSimone Biles falló el salto "imposible" que sólo ella puede hacer, pero...

Simone Biles falló el salto «imposible» que sólo ella puede hacer, pero igual arrasó en el campeonato nacional con la mira puesta en París

Simone Biles, la súper estrella de la gimnasia artística, ganó este domingo su noveno campeonato estadounidense y quedó casi absolutamente comprobado que a los 27 años, y más de una década después de estar en la cima de este deporte, sigue siendo tan buena como siempre.

Biles registró un total de 119,750 puntos en dos días, casi seis por delante de la subcampeona Skye Blakely y deja pocas dudas de que parece lista para sumar un segundo oro olímpico junto con el que capturó en 2016.

Frente a una audiencia que incluía a su pareja, el safety de los Chicago Bears, Jonathan Owens, Biles realizó una clínica de cuatro rotaciones que presentó todas las características de una actuación típica de ella. Hubo en su repertorio una destreza física asombrosa mezclada con precisión y con una interesante pizca de arrogancia.

Biles terminó con la puntuación más alta en dos días en los cuatro eventos, algo que solamente había conseguido una vez antes en los campeonatos nacionales (2018), para generar un gran momento de cara a los clasificatorios olímpicos para París 2024 que se celebrarán a finales de junio en Minneapolis.

Su único paso en falso el domingo fue en el salto del potro. Se quedó corta en su doble Yurchenko (dos volteretas hacia atrás con las manos entrelazadas detrás de las rodillas) durante los calentamientos y compensó en exceso cuando fue necesario, generando tanta fuerza que terminó boca arriba. Aún así recibió 15,000 por su esfuerzo, un testimonio de un salto que nunca ha sido completado en competencia por otra mujer y que solo lo intentó un grupo selecto de hombres.

No dejó que ello la molestara. Biles se recompuso, respiró hondo un par de veces y luego siguió con un salto Cheng que fue recompensado con un 15,1 y puso a su alcance un noveno título nacional, territorio embriagador considerando que ninguna otra gimnasta en la historia del deporte en los Estados Unidos tiene más de siete.

Si bien Biles se mantiene por encima del resto como de costumbre, hay mucha competencia por los otros cuatro lugares del equipo estadounidense de cinco mujeres que se dirigirá a París como gran favorito para regresar a lo más alto del podio después de terminar segundo detrás de Rusia en Tokio hace tres años, cuando este fenómeno del deporte tuvo una crisis que la corrió de los primeros planos.

Fuente: AP

Más Noticias