miércoles, 12 junio, 2024
InicioPolíticaLa oposición llegó a un acuerdo en Diputados para aprobar el cambio...

La oposición llegó a un acuerdo en Diputados para aprobar el cambio de la fórmula jubilatoria

Tras lograr el quórum para abrir el debate sobre el cambio en la fórmula de movilidad jubilatoria en la Cámara de Diputados, la oposición dialoguista y el kirchnerismo acercaron posiciones para despejar uno de los puntos que los diferenciaban de cara a la votación y dejaron encaminada la eventual aprobación de un proyecto unificado que apunta a una mejora para las jubilaciones.

La sesión se inició pasadas las 11:30, cuando los bloques de la UCR, Hacemos Coalición Federal, Coalición Cívica y otros espacios lograron el quórum con la ayuda de Unión por la Patria, el sector más numeroso. El objetivo común era aprobar una nueva fórmula con una recomposición superior a la que fijó el presidente Javier Milei por decreto en marzo. Por eso, La Libertad Avanza y el PRO bajaron una vez que ya había quórum.

El debate se demoró varias horas entre homenajes y cuestiones de privilegio, pero esa ventana de tiempo fue aprovechada para avanzar con las negociaciones. «Esto se aprueba, se puede caer algún artículo, pero la nueva fórmula y la recomposición, sale», coincidieron ante iProfesional fuentes del kirchnerismo y del radicalismo en las horas previas el principio de acuerdo que finalmente alcanzaron.

A esa coincidencia general se suma otra, y es que todos dan por hecho que si el proyecto se aprueba luego en el Senado «Milei lo va a vetar» y consideran que esto podría tener un costo político para el Presidente, debido a que el eje central del proyecto es una recomposición de los haberes que cubriría la inflación de 20,6% que hubo en enero y un aumento adicional que combina el índice de precios con el de variación salarial.

No obstante, la idea de encontrar un acuerdo amplio para la fórmula de jubilaciones en el arco opositor obedece también a la posibilidad de invalidar desde el Congreso un posible veto si se llegara a esa situación.

¿Cómo sería la nueva fórmula para jubilaciones que impulsa la oposición en Diputados?

El dictamen de Unión por la Patria y el que firmaron la UCR y Hacemos Coalición Federal junto a otros bloques son prácticamente idénticos. «Es casi una copia», señalan en la oposición dialoguista para explicar por qué votarán junto con el kirchnerismo en este tema.

La Cámara de Diputados ya debate la nueva fórmula jubilatoria mientras la oposición busca un acuerdo para la votación

Y es que ambos coinciden en otorgar un aumento de 8,1% por el mes de abril para que, sumado al 12,5% que dio el Gobierno en el DNU 274/2024, las jubilaciones empaten la inflación de enero. Establecen también que los haberes se actualicen mensualmente en base al índice de inflación (IPC), como dispone el decreto.

Pero además agregan un aumento adicional del 50% de la variación de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE) por sobre la variación del IPC aunque el dictamen del kirchnerismo señalaba que este incremento sería semestral y el de los dialoguistas lo fijaba como anual.

Este es uno de los puntos sobre los cuales buscaban un acuerdo, dado que al tener más firmas el dictamen de Unión por la Patria debe votarse primero y solo si se rechaza se pondría a consideración el de la UCR y compañía.

«No vale la pena entrar en el tironeo sobre el dictamen de uno u otro porque corremos el riesgo de que se caigan los dos. Por eso estamos puliendo una redacción nueva para meter cambios acordados y sacar los puntos que traban», adelantó ante este medio una fuente del radicalismo.

Jubilados: ¿cómo se llegó al acuerdo entre dialoguistas y kirchneristas?

Finalmente, ese punto de acuerdo apareció por la noche. El aumento adicional será anual y se garantizará además un piso del haber mínimo jubilatorio, equivalente al valor de una canasta básica de adulto mayor, que hoy es de $250.286 mensuales. Pero lo que más dificultaba la confluencia entre el kirchnerismo y el resto de las bancadas era la presencia de un artículo referido a la afectación de los recursos del FGS, la caja más importante de la ANSES.

El dictamen de la oposición dialoguista proponía que se usen los recursos del FGS para pagar la deuda de la Nación con las cajas jubilatorias de las provincias que no fueron transferidas. Quienes más presionaban por este punto son los diputados cordobeses de Hacemos Coalición Federal. Los diputados de Unión por la Patria se oponían tajantemente.

Dialoguistas y kirchneristas coinciden en la recomposición del 8,1% y el mayor desacuerdo pasa por el destino del FGS

Para facilitar un acuerdo, un sector de la UCR le acercó a Unión por la Patria y a Hacemos Coalición Federal la propuesta de dejar afuera del articulado al FGS y que las deudas con las provincias se paguen con la asignación específica que destinan a la ANSES algunos impuestos nacionales, como el del cheque, PAIS e IVA.

Con ese cambio -que verán la forma de introducirlo en el recinto, probablemente durante la votación en particular- confiaban en cerrar el acuerdo para aprobar un proyecto unificado con una abultada mayoría y girarlo al Senado.

¿Javier Milei estrenará el veto?: esto piensan en el Gobierno

Lo cierto es que si el cambio de la fórmula de movilidad se aprueba y pasa al Senado gracias a un acuerdo opositor, el oficialismo tendrá allí muchas menos chances de evitar que la confluencia entre Unión por la Patria y la UCR lo conviertan en ley.

En las horas previas a la sesión, el jefe de Gabinete, Guillermo Francos, dejó en claro el rechazo del Gobierno al indicar que «no tiene los recursos disponibles» para hacer frente a los nuevos aumentos de los haberes que propone el proyecto opositor.

Milei había sido más directo días atrás, cuando adelantó que está dispuesto a vetar «cualquier ley que rompa el equilibrio fiscal». En la oposición, mientras buscan el acuerdo final, varios desafían: «Tendrá que explicarle a los jubilados que el ajuste recae sobre ellos«.

No obstante, uno de los diputados que está al frente de las negociaciones señaló a iProfesional que la idea de dejar afuera el artículo sobre el FGS persigue el objetivo de «alcanzar una mayoría de 170» votos que, consolidada, les permitiría resistir el posible veto presidencial en el futuro. No obstante, será difícil llegar a ese número.

Milei ya advirtió que vetará cualquier proyecto que «rompa» el equilibrio fiscal y el tema previsional no sería la excepción

De todas formas, el Presidente ya avisó que no dudará en usar esa herramienta y dio varias muestras de que el famoso «costo político» no le importa y que esta es una de las cosas que lo diferencia de la «clase política», que sí mira estos temas. Milei está convencido de que el ajuste fiscal dará lugar en el mediano plazo a un crecimiento económico y, por ello, es «innegociable».

El veto, si se da, no solo desatará una puja política en el Congreso para invalidarlo sino que también generará una inevitable polémica por tratarse de un tema tan sensible como es el de los haberes siempre flacos que cobran los jubilados. Pero Milei tiene un antecedente a favor: la ex presidenta Cristina Kirchner también vetó una suba de las jubilaciones que la oposición le impuso desde el Congreso, allá por 2010, y eso no le impidió ser reeleccta un año después.

Mientras tanto, la Cámara de Diputados avanza con el debate y tanto en la oposición dialoguista como en el kirchnerismo creen que la recomposición y la nueva fórmula de movilidad jubilatoria se aprobará y pasará al Senado. Javier Milei apostará que el tema quede pierda fuerza allí, pero, si el oficialismo no lo logra, no dudará en vetarlo. Empezará entonces otra discusión.

Más Noticias