martes, 25 junio, 2024
InicioPolíticaEntre marchas y contramarchas, Milei decidió ir a la cumbre del G7...

Entre marchas y contramarchas, Milei decidió ir a la cumbre del G7 y dividir su gira europea en dos partes

El presidente Javier Milei decidió asistir a la cumbre del G7 que se realizará la próxima semana en Italia horas después de que el Gobierno informara que había suspendido el viaje, en un insólito giro que obedecería a la importancia de ese evento -que reúne a las principales potencias económicas- pero que igualmente incluye la división de su gira europea en dos partes, para evitar críticas en el escenario local.

Las fuentes oficiales reconocieron que hubo «marcha atrás» en los planes del Presidente en medio de un notorio desconcierto y señalaron que, finalmente, participará de la cumbre a la que fue invitado personalmente por la premier italiana, Giorgia Meloni, entre el 12 y el 15 de junio. Luego regresará al país, pero volverá a partir cinco días después.

Milei se subirá nuevamente al avión el 20 de junio para ir a España a recibir un premio por parte de una entidad identificada con la corriente liberal y no se descarta que el día 22 visite Hamburgo, Alemania, para otro reconocimiento, según indicaron a iProfesional fuentes gubernamentales.

De esta manera el mandatario decidió separar en dos partes un viaje que originalmente iba a durar entre 11 y 15 días corridos y que contemplaba otras actividades -como la Cumbre por la Paz en Ucrania- que, en principio, sí quedarían suspendidas, para no dejar de asistir a un evento que tiene mayor relevancia para su rol como jefe de Estado.

Esa sería una de las razones por las cuales el Gobierno informó dos planes distintos en el mismo día. La otra es una combinación de dos factores: el clima de crisis política que rodea al Gobierno y las críticas que recibe el Presidente por sus frecuentes viajes al exterior para participar de actividades «privadas».

Javier Milei se bajó del G7 y se volvió a subir: ¿qué hay detrás del cambio de planes?

Milei tenía «una agenda muy amplia», según comentan en la Casa Rosada, donde, a su vez, reconocen de manera muy gráfica que «no se podía ir del país 11 o 15 días en medio de este quilombo«. De esa manera, aluden a los últimos hechos políticos que sacudieron al Gobierno.

Milei había sido invitado al G7 por Giorgia Meloni y el viaje iba a extender por 11 días en un momento clave para su gestión 

Entre ellos se destaca el escándalo por la entrega de alimentos y el presunto pago de sobresueldos en el Ministerio de Capital Humano, que llevó a Milei a preocuparse por sostener como sea a Sandra Pettovello, una de sus funcionarias más queridas. Pero también acusaron el golpe que recibió el oficialismo en la Cámara de Diputados.

De hecho, la decisión de que el Presidente se baje de la gira europea había empezado a madurar en las horas posteriores a la aprobación del proyecto que plantea una nueva fórmula de movilidad jubilatoria mediante un acuerdo transversal de los distintos bloques de la oposición que terminó desatando una pulseada en torno al anuncio de un posible veto por parte de Milei si la iniciativa de la nueva fórmula de jubilaciones se convierte en ley.

Pero además, el mandatario enfrenta crecientes críticas por sus frecuentes viajes al exterior para participar de actividades ajenas a las «visitas de Estado». Lleva siete viajes de este tipo en seis meses de gobierno. El ejemplo más reciente fue la última visita de Javier Milei a España para recibir un reconocimiento del partido derechista Vox. Los cuestionamientos apuntan al uso de recursos públicos para solventar esas visitas.

«>

Tras bajarse del G7, Milei cambió de planes: irá a la cumbre, pero acota su agenda por las críticas

Es en ese marco que el Gobierno resolvió, finalmente, mantener en pie el viaje, pero dividirlo en dos etapas y acotar la agenda original que tenía prevista el mandatario. De esta forma intentará evitar las críticas (apoyado en la importancia que tiene la cumbre del G7) y asistir igualmente al tipo de eventos que realmente disfruta: las charlas y premiaciones donde es el protagonista.

La importancia del G7: ¿qué actividades dejó de lado Javier Milei?

Quienes transitan los pasillos de la Casa Rosada especulan con que el entorno presidencial tomó noción, luego de haber suspendido toda la gira europea, de que la cumbre del G7 no podía quedar afuera de la agenda de Milei. 

El Grupo de los 7, que se reunirá entre el 13 y el 15 de junio en la localidad italiana de Borgo Egnazia, lo integran Estados Unidos, Canadá, Francia, Italia, Alemania, Reino Unido y Japón. La cumbre le da la oportunidad a Milei de codearse con los líderes de las potencias que representan casi el 60% de la riqueza mundial.

El Presidente acotó su agenda internacional y tiene previsto un viaje relámpago a España y Alemana para fines de junio

No obstante, la gira original incluía una visita a Suiza para participar entre el 15 y el 16 de junio de la «Cumbre por la Paz en Ucrania». La invitación se la acercó Volodomir Zelensky, presidente de ese país que está en guerra con Rusia. Esto finalmente quedó afuera de la agenda del Presidente, al igual la reunión bilateral que tenía prevista para el 19 de junio con el presidente de Francia, Emmanuel Macron.

Si bien la agenda todavía se mantiene abierta, el mandatario se bajaría de esa seguidilla de actividades pero no tiene previsto desactivar su asistencia a las otras dos actividades que sí tienen índole privada. La primera en Madrid, donde será reconocido por el Instituto Juan de Mariana en oportunidad de la «Semana de la Libertad», y la segunda en Hamburgo, donde recibirá la Medalla Hayek, que lleva el nombre de uno de sus teóricos de cabecera, el Nobel de Economía Frederic von Hayek.

Así, la marcha y contramarcha que mostró el Gobierno con la agenda de internacional de Milei tiene su razón de ser en preservar su participación en dos eventos que tienen importancia distinta para el mandatario, uno por razones de Estado y otro por razones personales, sin que ello implique que esté más de una semana fuera del país en un contexto político muy delicado para su gestión.   

Con su decisión de viajar a Europa para la cumbre del G7, volver y luego irse nuevamente para recibir un reconocimiento, Javier Milei intenta esquivar nuevas críticas a su estilo itinerante, aunque el viaje se dará igualmente en una situación particular, dado que coincidirá con la sesión que llevará a cabo el Senado el miércoles para votar la Ley Bases y el paquete fiscal, un tema que todavía genera tensión en el Gobierno.

Más Noticias