jueves, 23 mayo, 2024
InicioPolíticaEl Gobierno suma apoyo político para enviar al Ejército a Rosario: qué...

El Gobierno suma apoyo político para enviar al Ejército a Rosario: qué dice la Ley de Seguridad que debe reformar

La idea del Gobierno de habilitar a las Fuerzas Armadas para que actúen en Rosario ante la escalada de violencia narco tomó un impulso notable con el anuncio del presidente Javier Milei de un proyecto para modificar la Ley de Seguridad Interior y, sobre todo, con el apoyo que empezó a cosechar entre los gobernadores, que podría ser decisivo para su eventual aprobación en el Congreso.

El eventual envío del Ejército a la ciudad santafesina está en los planes de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, desde hace mucho tiempo e incluso fue una de las consignas de su campaña presidencial pero el límite a esa idea es la ley 24.059, que le impide a las Fuerzas Armadas operar en asuntos de seguridad interna.

Se trata de un tema controvertido no solo por las críticas de agrupaciones de derechos humanos y de distintos sectores políticos que recuerdan los delitos de lesa humanidad perpetrados en la década de 1970 por la dictadura militar sino también por las propias Fuerzas Armadas, que rechazan participar en operaciones de seguridad interior sin un respaldo normativo preciso.

Milei confirmó este martes que está casi decidido a dar el primer paso en esa dirección con «una nueva Ley de Seguridad Interior que les permita a las Fuerzas Armadas» tomar «algunas acciones adicionales». La reforma tiene que pasar sí o sí por el Congreso, donde el debate promete ser muy duro y el oficialismo no tiene de mayoría.

Sin embargo, el proyecto ya empezó a cosechar respaldos importantes entre los que se destaca el del propio gobernador de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, a quien se suma además el cordobés Martín Llaryora. En el oficialismo creen que esos pronunciamientos y la gravedad de la situación de Rosario harán que otros dirigentes de la oposición dialoguista den su apoyo, según fuentes consultadas por iProfesional, lo que fortalece la posibilidad de cambiar la ley.

Apoyo a la idea del Gobierno: ¿qué dicen los gobernadores sobre el envío de militares a Rosario? 

Milei explicó que el proyecto para reformar la Ley de Seguridad Interior fue acercado por el ministro de Defensa, Luis Petri, y que se analizó durante la reunión de Gabinete. Según el Presidente, la iniciativia «ya está lista para mandarla» al Congreso pero quieren esperar el visto final de Bullrich, que estaba volviendo de Rosario a Buenos Aires.

Pullaro respaldó la idea de que el Ejército actúe en Rosario, en línea con el plan del Gobierno nacional

Luego de que las bandas criminales empezaran a matar personas al azar con el solo objetivo -declarado mediante amenazas escritas- de que el Gobierno provincial abandone los duros controles que inició en las cárceles, las fuerzas de seguridad federales pusieron en marcha un operativo de saturación en Rosario en el cual las Fuerzas Armadas prestan asistencia logística.

Y es que esta es la única tarea para la que están habilitadas por la Ley de Seguridad Interior. Si bien Milei no dio precisiones, el proyecto que enviará al Congreso permitiría ir un paso más allá. Casi a la par del anuncio presidencial, Pullaro se expresó a favor de que el Ejército patrulle Rosario y, adelantándose al debate del Congreso, pidió «no quedar atados a debates ideológicos».

«Estamos viviendo hechos terroristas que tienen el claro objetivo de infundir terror, por lo tanto hay que ser prácticos y facilitar que vengan las Fuerzas Armadas a darles paz a los rosarinos», sostuvo el gobernador en declaraciones televisivas. El gobernador evaluó que el Ejército «tiene la formación» y que, en todo caso, habrá que «instruirlos en seguridad ciudadana», pero dejó claro su apoyo a la idea.

Más sorpresivo fue el respaldo de Llaryora, dado que mantiene una relación tensa con el Presidente desde la frustrada votación de la Ley ómnibus. No obstante, el cordobés pareció dejar eso de lado durante su participación en la cumbre empresarial Amcham Summit, donde reclamó la «intervención activa» de las Fuerzas Armadas en Rosario e incluso prometió «apoyo legislativo» para la eventual reforma de Ley de Seguridad Interior.

¿El proyecto para cambiar la Ley de Seguridad puede avanzar en el Congreso?

Ambos respaldos son más que significativos para el eventual tratamiento de una reforma de la ley 24.059 en el Congreso por la influencia que puede tener tanto Pullaro como Llaryora en diputados y senadores de la oposición dialoguista.

La idea de permitir que el Ejército participe en tareas de seguridad interior no le agrada a todo el radicalismo, pero Pullaro es hoy uno de los gobernadores más importantes del partido y el principal afectado por el desbande del narcotráfico, que incluso le envía amenazas directas.

En el oficialismo creen que la reforma de la Ley de Seguridad podría avanzar en el Congreso si cosecha apoyo de gobernadores 

«La UCR lo apoyó en estos días y varios se van a tener que alinear si el tipo se los pide», comentó una fuente parlamentaria a iProfesional, que no pasó por alto que además Pullaro viene de la línea más progresista y refractaria a Milei dentro del partido: la de Martín Lousteau.

Por su parte, Llaryora mantiene su influencia en el bloque Hacemos Coalición Federal como lo demostró durante el debate de la Ley ómnibus. Por ello, en el oficialismo creen que «hay plafón para avanzar con ese tema», según deslizó otra fuente del Congreso a este medio, si los gobernadores apoyan la iniciativa.

Lo que impulsaría a varios gobernadores de respaldar la iniciativa de la Casa Rosada es el temor a que la situación se replique en sus provincias. Así lo expresó Llaryora, al afirmar que «lo que hace el narcotráfico es una prueba, si gana la batalla de Rosario, después va a ir por otras ciudades».

¿Qué dice la Ley de Seguridad Interior sobre las Fuerzas Armadas?

La Ley de Seguridad Interior sancionada en 1991 impide que las Fuerzas Armadas actúen en temas de seguridad interna y limita sus tareas al apoyo logístico, tal y como dispuso el Comité de Crisis que activaron Bullrich y Pullaro durante el fin de semana tras el asesinato a sangre fría de un playero de estación de servicio, dos taxistas y un colectivero.

La clave de la reforma que piensa el Gobierno pasa entonces por el artículo 27 de la norma, el cual establece que, ante un requerimiento del Comité de Crisis «las Fuerzas Armadas apoyen las operaciones de seguridad interior mediante la afectación de sus servicios de arsenales, intendencia, sanidad, veterinaria, construcciones y transporte, así como de elementos de ingenieros y comunicaciones».

Esto implica que los militares del Ejército, la Fuerza Aérea y la Armada no pueden actuar armados ni llevar a cabo detenciones, allanamientos u otras acciones similares, a menos que se den «casos excepcionales», según consigna el artículo 31 de la ley. Pero en el artículo 32 la norma aclara que cualquier acción de ese tipo depende de que el Presidente declare el estado de sitio.

«A los efectos del artículo anterior el Presidente de la Nación, en uso de las atribuciones contenidas en el artículo 86, inciso 17 de la Constitución Nacional, dispondrá el empleo de elementos de combate de las fuerzas armadas para el restablecimiento de la normal situación de seguridad interior, previa declaración del estado de sitio», señala la ley.

Por el momento, Javier Milei no tiene previsto la declaración del estado de sitio. Así lo aseguró en los últimos días ante la consulta que le realizaron en una entrevista. Por esa razón, el plan del Gobierno es avanzar con la reforma de la Ley de Seguridad Interior para que el Ejército pueda actuar en Rosario. En el oficialismo entienden que, más allá del apoyo político de gobernadores, también tendrán respaldo de la opinión pública, especialmente en la ciudad de Rosario.

Más Noticias