miércoles, 29 mayo, 2024
InicioDeportesFórmula 1: Verstappen tuvo un mal día y se quejó del auto...

Fórmula 1: Verstappen tuvo un mal día y se quejó del auto en una jornada en la que dominaron Ricciardo y Hamilton

La sinfonía de los motores de cada uno de los equipos de Fórmula 1 ya se escuchan en el desierto de Sakhir, Bahréin, donde la máxima categoría del automovilismo tiene su primera cita oficial del calendario. Con un cronograma distinto al habitual, por el Ramadán, los pilotos tuvieron los primeros entrenamientos este jueves y la carrera será el sábado.

Un día de sorpresas se vivió este jueves en Bahréin, donde tanto en el primer como en el segundo entrenamiento lideraron los equipos que estuvieron lejos de competir de igual a igual con Red Bull en los test de pretemporada de la semana pasada. Además, el equipo austriaco quedó afuera del top 5 de la clasificación en ambas sesiones del día, con un Verstappen molesto por el andar del RB20.

En la primera práctica libre, la sorpresa llegó por parte del equipo Visa Cash App Red Bull F1 Team (ex Alpha Tauri) y su piloto Daniel Ricciardo, que se quedó con el primer lugar tras marcar un tiempo de 1:32:869. Lando Norris, en tanto, llegó en segundo lugar a bordo de su McLaren y Oscar Piastri, su compañero de equipo, arribó tercero.

En cuarto lugar se ubicó el japonés Yuki Tsunoda, quien ocupa la segunda butaca del flamante Visa RB. Solo los cuatro primeros de la clasificación colocaron neumáticos rápidos (o blandos), mientras que el resto optó por intercambiar entre los duros y los medios. El asturiano Fernando Alonso fue quien logró el mejor tiempo y finalizó en el quinto lugar.

Mucho más se esperaba del desempeño del vigente tricampeón, Max Verstappen (Red Bull), y de quien es llamado a ser su principal competidor, Charles Leclerc (Ferrari). Ambos pasaron desapercibidos a pesar de que habían tenido buenos registros en los test previos. El neerlandés apenas consiguió frenar el cronómetro en 1.33.238 y quedó sexto; en tanto, el monegasco llegó octavo con 1.33.268. Entre ellos se coló el británico George Russell (Mercedes).

A Verstappen se lo notó bastante molesto y fastidioso con su nuevo auto durante el primer entrenamiento ya que no se encontró con la mejor versión del RB20. «Todo está jodidamente a kilómetros de distancia», dijo por la radio mientras giraba por el circuito. A su vez, durante la sesión intercambió conversaciones con su equipo a raíz del mal andar del coche, el cual, que según el piloto, tenía problemas con la caja de cambios y poca estabilidad en la pista.

Al caer el atardecer, bajo las luces artificiales y las estrellas del desierto, varios de los equipos iniciaron la segunda práctica libre con el programa de entrenamiento de clasificación, cuando con los autos descargados de combustible y las gomas blandas se pudieron ver tiempos muchos más rápidos y cercanos a los que -se estima- se registrarán este viernes en la clasificación. El segundo entrenamiento se llevó a cabo a la misma hora que se disputará la Qualy y es por eso que varios de los equipos utilizaron el programa de clasificación para tener una referencia a la hora de marcar la vuelta rápida.

Otra de las grandes sorpresas de la jornada fue Mercedes que se quedó con los mejores tiempos de la sesión vespertina. Lewis Hamilton logró el primer lugar tras marcar 1:30:374. Su compañero de equipo, Russell, fue segundo y en tercer lugar se ubicó Fernando Alonso. Tanto Verstappen como Leclerc volvieron a decepcionar y no lograron mejorar sus tiempos sustancialmente al momento de colocar el compuesto de neumático más rápido. Mad Max quedó en el sexto lugar a +0.477 segundos de Hamilton y Leclerc se ubicó noveno a +0.739 del piloto británico.

Este viernes volverán a salir a pista, primero para completar el tercer entrenamiento del fin de semana, el cual se pondrá en marcha a las 9:30 (hora argentina), cuando se espera que los equipos utilicen el programa de tanques llenos para probar el rendimiento de los autos para la carrera. Y la clasificación se correrá a las 13 (por Star + y F1 TV).

Varios pilotos tuvieron que pelear con sus autos durante las sesiones de entrenamiento

No todo fue velocidad y alegría en Bahréin por volver a la competencia de manera oficial. Algunos de los pilotos tuvieron que batallar durante las sesiones de entrenamiento para lograr girar en el circuito de Sakhir.

En el primer turno de entrenamientos a quien se lo vio pelear mucho con el auto fue a Carlos Sainz (Ferrari), que en varios sectores del circuito se lo vio bloquear los neumáticos para poder encontrar el radio de giro ideal en la entrada a las curvas.

Lance Stroll (Aston Martin) fue otro de los que tuvo serios problemas para dominar su monoplaza. El piloto canadiense tuvo que bloquear en varias oportunidades al no encontrar un auto balanceado al momento de frenar y hasta siguió de largo en algunas curvas del circuito.

Distinto fue el panorama para Fernando Alonso que, a diferencia de su compañero de equipo, encontró el balance en la puesta a punto y se ubicó en el top 5 de la clasificación en ambos entrenamientos.

El más destacado de los despistes fue el de Leclerc, quien tuvo un buen susto en una de las últimas curvas del circuito, cuando -como él mismo reconoció-, tuvo un error que casi lo hace estrellarse contra el muro, aunque supo encauzar el coche para devolverlo a los boxes en una pieza.

Más Noticias