martes, 28 mayo, 2024
InicioDeportesUna velada de boxeo en Río Negro terminó como Titanes en el...

Una velada de boxeo en Río Negro terminó como Titanes en el Ring: un entrenador subió al cuadrilátero y noqueó al árbitro

Velada de boxeo en Cinco Saltos, Rio Negro. En una esquina Rocío Martí, oriunda de Catriel, y en la otra la neuquina Rocío Galindo. Campanazo inicial, la voz de «segundos afuera» y la expectativa en un combate que inesperadamente se convirtió en otro espectáculo.

Sin que volara un golpe, el árbitro Carlos Luengo se acercó al rincón de la neuquina y después de una cuenta decretó nocaut técnico. Lo que siguió fue de Titanes en el Ring. Porque uno de los promotores y también entrenador de Galindo, Bruno Godoy, subió al cuadrilátero ofuscado por la decisión. Tras un breve intercambio de posiciones, le pegó un derechazo que dejó al árbitro sobre las tablas.

“Me pidió que suba una mujer al rincón, pero a la chica (Galindo) la entreno yo, que tengo licencia nacional. En la zona no hay entrenadoras. Sonó la campana y yo me estaba por bajar el ring, pero vino al rincón, le empezó a contar y decretó el nocaut”, sintetizó Godoy, que amplió su versión de los hechos.

En las imágenes, se observa que pese al pedido, Godoy nunca dio muestras de abandonar la posición en la que se ubicó incluso después del campanazo.

“El me dijo: ‘Usted no se bajó del ring’ ¡pero no me dio tiempo! Después me dijo un par de cosas, le pegué con la mano abierta y se tiró al piso. Se quedó tirado en el piso”, admitió, y se excuso, el promotor que aseguró haber enviado la misma versión escrita a la Federación Argentina de Box.

El árbitro Luengo, también ofreció su punto de vista en una entrevista ofrecida a la señal de cable Todo Noticias. “Se estaban por enfrentar las boxeadoras y le indico que no puede estar dentro del cuadrilátero por una cuestión de género, tiene que haber una mujer. Si se le corre el protector mamario no la puede tocar”, indicó el árbitro.

En la entrevista, Luengo especificó que ante la negativa de Godoy le indicó que se trataba de una cuestión netamente reglamentaria y que podía “subir cualquier femenina” para atenderla y que el promotor no acataba la indicación.

«Le manifiesto que se retire, se dirige de mala manera cuando doy inicio al primer round, seguía arriba. El reglamento dice que cuando hay una persona colgada del lado de afuera de las cuerdas parado al lado del ring, arriba o en la escalera, uno tiene que hacer una cuenta de protección y en caso de no hacer caso, se descalifica por abandono. Doy esos pasos administrativos, le indico a la fiscal y él entra, siento el golpe y pierdo el conocimiento”, resumió el árbitro que ingresó a un hospital de la zona a las 2 de la mañana y recibió el alta a las 9.

La velada, que se desarrolló el viernes y fue organizada por la Federación de Box de Río Negro, se suspendió de inmediato y la entidad ya recibió el informe médico junto a la denuncia policial del árbitro y se espera una sanción para Godoy.

“Se hacen todos los técnicos y jueces, le dan carnet a todo el mundo. En cada evento que organizamos nos vuelven locos. Es un festival al que van 200 personas, perdemos plata, pero a ellos hay que pagarles”, continuó sus críticas el agresor.

“Este señor es una persona violenta, tiene esos antecedentes en otros combates”, retrucó en la pantalla de TN el árbitro agredido.

Más Noticias